FANDOM


Emma (エマ, Ema) es la protagonista principal de The Promised Neverland. Creció en el orfanato Grace Field House del cual posteriormente escapó.

Apariencia Editar

Emma es una chica joven de 1.45 metros de altura, tiene el cabello rizado de color anaranjado con un gran ahoge; sus ojos son de color verde y su piel es blanca. Lleva el número de identificación 63194 en su cuello.

Perdió su oreja izquierda durante el escape de Grace Field House y usa un vendaje para cubrirla y evitar que se infecte.

Vestía el uniforme genérico que llevan todas los chicas en Grace Field House, una blusa y falda blanca con unos botines marrones. Actualmente utiliza unos pantalones negros largos, camisa negra y un abrigo de color blanco.

Personalidad Editar

Emma es una niña muy apegada a Mamá. Es alegre y sencilla, y le importa más su familia que el resto de las cosas.

Tiene un fuerte instinto protector, lo que la lleva a hacer locuras para poder lograr sus objetivos siempre que su familia esta en peligro. Entre sus numerosas cualidades destaca su perseverancia, ya que es una persona que no se suele rendir por muy mala que sea la situación.

Historia Editar

Emma se encargó de despertar a sus hermanos y de prepararlos para desayunar, allí vió que Ray y Norman se encargaron de prepararlo. Tras rezar, comieron y fue a cepillarse los dientes, un gran día le esperaba dado que iban a adoptar a una de las niñas del orfanato, a Connie. Después de desayunar, Emma hizo la prueba de inteligencia, y Emma, Ray y Norman sacaron 300 puntos, la máxima nota. Todos se fueron a jugar al escondite, y Emma se fue corriendo adentrándose en el bosque, cuando se acercó a una valla, allí recordó que les estaba prohibido pasar de ese punto al igual que del gran portón, así que volvió atrás y vio como Norman estaba persiguiéndola; pese a intentarlo con todas sus fuerzas, Norman la pilló. Emma habló con Ray sobre las capacidades de Norman, y él le dijo que Norman usaba tácticas. Siguieron jugando toda la tarde.

Tras despedirse de Connie, Emma vio que ella se dejo un peluche que le hizo Isabella. Junto a Norman, fue a través del bosque del orfanato hasta un gran portón donde estaba prohibido acercarse. Allí, Emma y Norman contemplaron escépticamente el cadáver de Connie con una flor atravesando su cuerpo, estaba dentro de una camioneta. Emma intentó gritar, pero Norman le puso las manos en su boca e impidió que ella gritase, se metieron ambos bajo la camioneta y allí observaron cómo su madre hablaba con unos demonios, estos habían metido el cadáver de Connie en un frasco, y hablaron sobre la calidad de la carne de la granja. Salieron corriendo de allí hasta encontrarse con Ray, no le contaron nada. Cuando estuvieron mas calmados, Emma y Norman hablaron de escapar con todos los niños.

Al siguiente día, Emma y Norman hablaron sobre lo peculiar de la casa en la que vivían, contenía sutiles pistas que les indicaban que estaban en una especie de cárcel, y el hecho de que no hubiesen elementos tecnológicos para el año en el que estaban (2045), hacían ver que el sitio donde vivían no se asemejaba para nada al mundo real, y que el mundo exterior, podría no ser el mundo en el que ellos soñaban. Más tarde empezaron a pensar un plan para escapar, así que corrieron hacia uno de los lados del orfanato, se toparon con un gran muro. Emma y Norman escucharon la campana, que significaba que todos se tenían que reunir, uno de los niños advirtió que faltaba una niña, y fue a buscarla. La encontró enseguida, cosa que les extrañó mucho a Emma y Norman, tenían claro que el reloj indicaba donde estaban los niños, quienes tenían un transmisor en alguna parte de su cuerpo. Más tarde, ambos se pusieron a pensar que para delimitar su cosecha, usaban como base la edad y el puntaje en las pruebas, además del comentario de uno de los demonios que dijo “otro de seis años, lo de siempre”. Emma se puso a pensar en todos sus compañeros que habían sido cosechados, hasta los seis años dependía del puntaje, y a partir de ahí no importaba, cuando llegaban a los doce años los cosechaban igualmente, cosa que quebró la moral de Emma. Norman entonces dijo que el puntaje estaba relacionado con el tamaño del cerebro, y que era la parte mas valiosa de sus cuerpos para los demonios. Cuando Emma se separó de Norman, se puso a mirar los dibujos de los niños cosechados, y se preguntó porque seguían allí. Isabela apareció al lado de Emma y se puso a interrogarla, ella intentó estar lo más tranquila que pudo mientras respondía sus preguntas, y fingió una gran sonrisa, le dio un abrazo a ella. Ray avisó de que era la hora de cenar, y cuando Isabela se fue alejando, les preguntó a Emma y Norman si fueron a la puerta por la noche, ambos lo negaron. Emma fue junto a Norman y vio como abría la puerta con unas ganzúas, él aseguraba que el material debería estar ahí, pero no encontraron lo que buscaban así que apañaron unos manteles.

El siguiente día, Emma y Norman conversaban sobre si contárselo a Ray o no, y el hecho de que este estuviese tras ellos, les motivó a contárselo. Hablaron sobre todo lo que sabían con él, y Ray le dijo a Emma que era imposible escapar con todos, pero ella afirmo que tenía que haber alguna manera de hacerlo. Ray les mostró a Emma y Norman un libro, y les habló de que en treinta años, el mundo cambió radicalmente, pero que podría haber aún una civilización humana.

En los días posteriores, Emma junto a Norman y Ray se puso a buscar información que les ayudase a escapar, llegaron entre los tres a la conclusión de que habría más orfanatos, que el rastreador se encuentra en la oreja, además pactaron entrenar a los demás niños mientras jugaban, con un juego llamado encantados. La hermana Krone se unió al juego, y por lo que ocurrió, tuvieron claro que al escapar lo harían por grupos, también llegaron a la conclusión de que había un espía entre todos los niños; quedaron en escapar el ocho de noviembre.